Uncategorized

Los procesos de externalización exitosos son aquellos que tienen objetivos estratégicos

Se estima que para 2030, el 50% de los servicios de RRHH se realicen bajo el modelo de outsourcing a nivel mundial. Para España las previsiones de NGA Human Resources contemplan que se superará ese porcentaje dado que el volumen de empleados de las empresas disminuirá por diversas causas, con lo cual habrá un importante foco en externalizar toda actividad administrativa, y las empresas van a tener que adaptarse y realizar fuertes inversiones o recurrir a las empresas de outsourcing, que ya han pasado por ese proceso.

Los modelos de Outsourcing que más se están imponiendo

En los últimos años, desde 2014 sobre todo (hablo principalmente de multinacionales), estamos viendo una importante tendencia en el mercado de externalización de los procesos relacionados con la nómina y administración de personal. Las empresas están emprendiendo su aventura “digital” suscribiéndose a sistemas “en la nube” de gestión integral de Recursos Humanos, algo que realmente está permitiéndoles centrarse en tareas de valor añadido y estratégicas ligadas a la “atracción, retención y desarrollo del talento”; la segunda derivada de ir a “la nube” es resolver los aspectos relacionados con la integración de estos sistemas y el resto del ecosistema corporativo, resolver la entrada de datos no existentes en “la nube”, y conseguir un control total sobre la información. Cuando de verdad se afrontan estos aspectos es cuando las empresas se dan cuenta de que es el momento de dar paso a los expertos en externalización.

El objetivo del outsourcing es hacer eficientes los procesos y reducir costes de operación. ¿Qué áreas de RRHH son las que más recurren a servicios de externalización?

Los procesos de externalización exitosos son aquellos que tienen objetivos estratégicos, que forman parte de un plan más ambicioso que la mera reducción de costes. Deben verse como un proceso integral de transformación del negocio, como un acompañamiento al futuro estratégico de la compañía. Lo veo como “poner en forma” a nuestro departamento de RRHH, para poder llevar el ritmo del futuro y del éxito del negocio. Pero hay que saber qué se quiere conseguir externalizando y cómo va a acompañar al éxito del negocio.

¿Cómo debe enfocarse un proceso de outsourcing?

Hay varios factores de éxito a la hora de afrontar un proceso de outsourcing, uno de los principales es fijarnos los objetivos que queremos alcanzar y cómo están alineados con el plan estratégico de la compañía en los próximos años. Hay que ver el outsourcing como un medio y no como un fin en sí mismo. En segundo lugar, creo que hay que afrontarlo con honestidad y sinceridad, el objetivo final es apoyar al negocio, y el éxito debe enfocarse sobre cómo el nuevo modelo va a ayudar a RRHH a formar parte del negocio de una manera más activa. Por último, hay que dejarse aconsejar. La mayoría de los grandes procesos disponen de un “sourcing advisor”, una persona/equipo que va a ayudar a las empresas a elegir a su proveedor de outsourcing, que es un/a experto/a en la materia y va a mediar para ayudar a entender lo que forma parte de un servicio profesional y efectivo y lo que no.

¿Cómo medir el ROI de esta inversión?

Creo que conseguir el alineamiento con los objetivos estratégicos corporativos es la mejor manera de entender si hemos tenido éxito, y esto se va a medir por la evolución y consecución de los resultados de la compañía en el periodo estratégico fijado. La capacidad de poder hacer analíticas más complejas en los datos de los que disponemos nos ayudará a definir las métricas correctas.

¿Cómo puede ayudar NGA?

En NGA ofrecemos distintas modalidades de servicios de outsourcing, desde la externalización tecnológica de sistemas de información de Recursos Humanos, hasta la cobertura del ciclo completo de vida del empleado en la empresa (Hire to Retire); en este sentido, no nos limitamos a la externalización y mantenimiento de sistemas, sino que en muchos casos, más allá de la pura gestión administrativa o realización de la nómina, ofrecemos servicios de Atención al Empleado garantizando altos niveles de satisfacción en la calidad del servicio. Tampoco hay que olvidar que en nuestro ADN está la consultoría y la implantación de sistemas, con lo que podemos aconsejar a nuestros clientes sobre el camino a recorrer y cómo realizar la transición funcional y tecnológica. Nuestro valor radica en ser la extensión de los departamentos de RRHH de nuestros clientes, trabajando como un socio y yendo más allá de la clásica relación cliente-proveedor. También en nuestra flexibilidad para adaptarnos al modelo requerido por nuestros clientes dentro del marco de nuestros servicios estándares. Por último, destacaría nuestra actitud de innovación, de constante mejora para ayudar a nuestros clientes-socios a estar en la vanguardia tecnológica a la vez que les ayudamos a cumplir con sus objetivos estratégicos de negocio.

José María Lacuna, Pre Sales Solution Architect de NGA Human Resources